OBRAS RECIENTES

Esta su más reciente producción que exhibe en Galería ASR Contemporáneo, se encuentra en esa misma línea de desarrollo de la experiencia espiritual. Investigación experimental en donde lo decisivo de su práctica reside en la fuerte presencia visual del color, la forma, el movimiento, el espacio y la luz, elementos que conectan con la esencia de lo inaccesible y eterno. En estos trabajos, Varela crea sistemas, universos, estructuras, entrelazamientos múltiples que recuerdan la estructura genesíaca del universo donde la forma ovoide, circular y su espacio vacío de la presencia son el pretexto para crear un diálogo con sistemas filosóficos y espirituales.

 

El lenguaje de la abstracción que ha acompañado a Varela a lo largo de su producción artística es difícil encasillarlo en una categoría específica pues su leit motiv ha sido la experimentación, itinerario de búsquedas que ha ido transformando su lenguaje y proyectándolo hacia diferentes problemáticas estéticas y conceptuales. En este corpus de trabajo abstracto ha prescindido del vocabulario de símbolos, caligrafías y signos adentrándose en una nueva dinámica que explora las posibilidades del movimiento, la virtualidad y los efectos ópticos. Si el gesto pictórico lo podemos entender como la manera en la que el pintor deja su registro y huella en la superficie, sea cual fuere el soporte, en el caso de esta nueva producción de Varela observamos que el gesto ahora está inspirado en un motivo geométrico, un pequeño papel recortado, un collage preexistente del cual se apropia para desarrollar sus elaboraciones formales donde es posible percibir la expresión de un diálogo espiritual, filosófico entre su interior y lo externo, entre lo visible y lo invisible, entre lo consciente y lo inconsciente.

 

Paula Gómez Jorge
Directora y Curadora
Galería ASR Contemporáneo

 

 

Más sobre ésta exposición:

 

Lo velado y lo descubierto - Paula Gómez Jorge

Fernando Varela y la seducción de sus obras - Marianne de Tolentino

 

 

Octubre 2016.

ASR Contemporáneo.

Santo Domingo, República Dominicana.